¿Qué es la Consultoría Política? | EMF Consejos


Únete a 6.244 seguidores más

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Únete a 6.244 seguidores más

“¿Deseas gobernar satisfactoriamente o triunfar en un campaña electoral?, conoce qué hace un consultor y contrata sus servicios”.

Efraín Martínez Figueroa, Consultor y Estratega Político

Joseph Napolitan (2002)[1] define al consultor político como un especialista en comunicación política responsable de definir el mensaje que el candidato quiere enviar a los electores, seleccionar los medios e instrumentar el proceso de comunicación.

Los consultores políticos guían a los candidatos durante todo el proceso electoral, estudian al electorado, preparan y deciden qué deben hacer los aspirantes a un cargo de elección popular para lograr que los electores reaccionen como ellos desean.

Mientras un director o jefe de campaña tiene un control diario y una autoridad decisoria, un consultor político puede ejercer como gerente político o solamente hacerse cargo de una parte operativa. En algunas campañas, los consultores contratan a otros consultores especialistas en producción de radio y televisión, manejo de prensa, investigación del mercado electoral, media training, construcción de imagen, publicidad y otras actividades que requieren de un grado de experiencia y especialización.

El concepto está ligado al de marketing político, que Martínez Pandiani (2004)[2] define como el conjunto de técnicas de investigación, planificación, gerencia y comunicación que se utilizan en el diseño y la ejecución de acciones estratégicas y tácticas a lo largo de una campaña política, de una campaña electoral o de difusión institucional.

A partir de la década de los sesenta del siglo XX, destacadas figuras del negocio de la consultoría política comenzaron a extender sus actividades de Estados Unidos a otros países y continentes. En los ochenta, concentraron sus esfuerzos de América Latina y Europa Occidental. Desde 1989, Rusia y los ex países comunistas de Europa Central Oriental, así como los países con democracias emergentes como Asia y África, se han convertido en mercados fuertemente competitivos para los consultores estadounidenses en el ámbito internacional. A esa expansión desde Estados Unidos se le conoció como Americanización.

Estudios realizados por Plasser (1999)[3] recogieron algunas reflexiones de observadores de las campañas en Europa Occidental y América Latina. Los entrevistados señalaron la “Americanización de las campañas electorales” y, también, una permanente modernización y profesionalización de los actores de la comunicación política.

Ejemplos de una adopción unilateral de estrategias americanas son la incorporación de diferentes formas del marketing político como los sondeos con fines mediáticos, el uso de la televisión, las campañas negativas y el correo directo, entre otros, o la cobertura periodística de los acontecimientos políticos y sus nuevos valores subyacentes.

Negrine y Papathanasopoulos (1996)[4] consideran que la americanización de las campañas electorales es la consecuencia de un proceso de cambio estructural actualmente en curso en la política, la sociedad y el sistema mediático. La fragmentación de la esfera pública vinculada a estos cambios conduciría, a su juicio, a un mayor grado de especialización y profesionalización entre los actores de la comunicación política.

Expertos europeos definen a la comunicación política de los Estados Unidos como el costado filoso de la innovación electoral. Scamell (1998)[5] afirma que ese país plantea un «modelo internacional de campaña». La difusión trasnacional de técnicas proselitistas y de marketing se ve alimentada por la internacionalización del negocio de consultoría.

En particular, en las democracias poscomunistas de Europa Central Oriental, pero también en Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Sudáfrica, el know-how europeo generó un considerable interés. De acuerdo con el estudio referido, el 40 por ciento de los encuestados de Europa Central y Oriental indicó haber solicitado los servicios de un consultor americano, en tanto que el 52 por ciento señaló haber hecho lo propio con consultores de Europa Occidental.

En Rusia, Bielorrusia y Ucrania, la cooperación con consultores de Europa Occidental es también por obvias razones más estrecha que la que puede haber con consultores americanos. No hace mucho, el mercado político ruso fue descubierto por consultores políticos de América Latina que ven aquí un mercado atractivo para vender una suerte de estilo de campaña propio de países en desarrollo. Esto tiene que ver también con una cierta resistencia a aceptar un estilo de campaña duro y centrado en los medios, como el estadounidense. En Rusia, por ejemplo, en 1995 se utilizaron formas publicitarias y estrategias de movilización tradicionales que fueron sumamente exitosas.

En América Latina, en cambio, se trabaja sólo minoritariamente con consultores europeos. América Latina sigue siendo un mercado dominado por los consultores americanos. El régimen presidencialista y un estilo de campaña muy costoso y centrado en los medios, así como la cultura del consumo, se ajusta más al estilo y las estrategias publicitarias estadounidenses que al estilo de campaña prevaleciente en Europa, que privilegia más al partido y a la organización.

Sin embargo, en la última década la situación vigente en América Latina también ha experimentado ciertos cambios. Luego del fracaso que sufrieron varias costosas campañas políticas, inspiradas en la americanización, se buscaron nuevas formas de campaña que se adaptaran mejor a la idiosincrasia latinoamericana.

Como consecuencia de tal situación, surgió una nueva generación de especialistas locales que comenzaron a competir con los consultores americanos. Wolfenson (1997)[6], explica la forma en que los consultores se fueron adecuando a esta nueva realidad.

A su vez, las consultoras internacionales fueron incorporando «socios» locales para trabajar en el continente. Comprendieron que en lugar de imitar simplemente al estilo americano, sus esfuerzos debían estar dirigidos a desarrollar una mayor creatividad en los nuevos campos de acción con consideración de la realidad latinoamericana. Otros organismos se fueron creando como el Centro Interamericano de Gerencia Política que empezó a divulgar las técnicas utilizadas en campañas electorales latinoamericanas. También se organizaron cursos y seminarios para formar nuevos cuadros y se hicieron convenios de colaboración con universidades locales.

Véase también

Bibliografía

  • Oates, S. (1997): “Televisión e Imagen en el Parlamento Ruso de 1995”. Trabajo presentado en la Conferencia Internacional «Imágenes y Políticos», Ámsterdam, Países Bajos.
  • Scott, J. W. (1999): “El papel de las fundaciones políticas”. Democratización. vol. 6 no. 3.

Referencias

  1. ↑ Napolitan, J. (2002): ¿Cómo ganar las elecciones? Quito: Casa editorial SENTE.
  2. ↑ Martínez Pandiani, G. (2004): «Marketing político». Campañas, medios y estrategias electorales. Buenos Aires: Ugerman Editor.
  3. ↑ Plasser, F. y Scheucher, C. S. (1999): «¿Éste es el estilo Europeo del Marketing Político?», en Newman, Bruce, I.: The Handbook of Political Marketing. Thousand Oaks, CA: Sage Publications.
  4. ↑ Negrine, R. y Papathanasopoulos, S. (1996): La americanización de la comunicación política, una crítica. The Harvard International Journal of Press Polítics, vol. 1.
  5. ↑ Scamell, M. (1998): El juicio del cuarto de guerra: americanización de las campañas en Estados Unidos. Medios, Cultura y Sociedad, vol. 20.
  6. ↑ Wolfenson, G. F. (1997): Las campañas electorales en América Latina: nuevas tecnologías y viejas tradiciones. Contribuciones n.º 2. Buenos Aires: CIEDLA, Fundación Konrad Adenauer Stiftung.

Autor de esta voz

Javier Sánchez Galicia

Origen: http://www.alice-comunicacionpolitica.com/wikialice/index.php/Consultor%C3%ADa_pol%C3%ADtica

Acerca de Efraín Martínez Figueroa | EMF Consultoría Política

Es abogado de profesión y se desempeña desde 2006 como consultor y estratega político. Entre algunas personalidades y testimonios que reconocen su labor se pueden mencionar: Andrés Manuel López Obrador, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; Claudia A. Pavlovich Arellano, Gobernadora Constitucional de Sonora; Jesús Ramírez Stabros, ex-precandidato a la gubernatura de San Luis Potosí; Enrique Krauze Kleinbort, historiador; y Luis Maldonado Venegas, ex-dirigente nacional del Partido Convergencia (Movimiento Ciudadano). En medios nacionales e internacionales ha participado como analista político en Grupo Fórmula, TV Azteca, Meganoticias TVC y NTN24 (Mundo Fox/Max) y RCN de Colombia. Actualmente, colabora en “Sin Censura” de Chicago, EUA con Vicente Serrano.
Esta entrada fue publicada en Aparte, EMF Consejos, Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .